Claves para Comprar Casa
Uno: Determine lo que usted puede permitirse. Para algunos agentes inmobiliarios, "una referencia (no muy precisa) sería tres veces su ganancia anual". Entonces, comience a buscar las localizaciones que mas le agradan. Considere para esto la ubicación de su trabajo, la escuela de sus niños, y el costo de viáticos hacia otros lugares que frecuenta (la casa de los padres, de los amigos, el club, etc.).

Dos: Averigüe con sus potenciales, vecinos, los pro y los contra del barrio en el que se ubica. Un reconocido vendedor de bienes raíces, afirma que "la opinión que yo doy es interesada, y puede decir muy poco sobre la vecindad. Lo ideal es tener fuentes de primera mano, para que nos puedan comentar si cerca del hogar hay contaminantes, suele haber robos, o hay mucho tráfico".

Tres: Una vez que usted haya encontrado su casa, ¿cómo saber si el precio es justo? Lo ideal es averiguar dos variables: el precio del metro cuadrado en la zona en que se ubica, y el costo de una casa de construcción similar, en el mismo estado. "Luego, realice una contraoferta bajando un diez o un quince por ciento. No logrará pagar ese precio, pero podrá obtener los mayores descuentos", afirma el mismo vendedor.

Cuatro: Una vez que su oferta haya sido aceptada, contrate a un profesional de la decoración de interiores. "No una empresa de servicios, ni tampoco un amigo que sepa mucho sobre casas, solo una persona que sea un profesional del arreglo de hogares y diseño interior", afirma un arquitecto. Para esta persona, existen cinco puntos fundamentales para revisar: la terraza, el sótano, la instalación eléctrica, y la presión del agua que sale de las tuberías.

Aún las reparaciones de menor importancia, y que aparentan ser bastante fáciles, pueden transformarse en verdaderos dolores de cabeza cuando comienzan una a una a sumarse en las casas recién compradas. Para esto, siga el consejo...

Cinco: Calma. Esa casa va a ser el lugar donde usted va hacer su vida durante varios años, por lo tanto intente disfrutar del proceso de los arreglos y ajustes, y no ahorre dinero en su comodidad.

Y también le ofrecemos un par de consejos adicionales. Cuando vaya a examinar una casa, lleve una cinta métrica, para corroborar las medidas que le informan los vendedores, y ver si todos sus muebles caben. También, visite la casa en diversas horas del día, para comprobar los ruidos del trafico y la iluminación.

(Fuente: Enplenitud.com)